miércoles, 29 de diciembre de 2010

UN DÍA DE DICIEMBRE YENDO A TRABAJAR

Aquí mi primera parada, la plaza del Olivo. Lo que se ve no es nieve es hielo. Una casi verdadera pista  de hielo. Os podéis imaginar la cara de la gente mirándome mientras hacia las fotos a esas horas de la mañana y con esas temperaturas….  Salió muy oscura pero a ver quien se para a comprobar la luz.



Ya acercándome al trabajo, está el Parque de Los Pajaritos, un tanto de lo mismo que antes. Y nieve por todos los lados.



Mirando hacia el otro lado. También una foto muy oscura pero lo relevante aquí es el cielo, ¿A qué estaba raro?



Cada vez más cerca del trabajo, se ve allí al fondo. ¿Por dónde decidí atravesar el aparcamiento del campo de fútbol? Quien haya pensado que por todo el medio, dio en el clavo. (Era nieve, con partes congeladas pero se caminaba bastante bien)



Vista de Soria desde el despacho.



Vista desde el despacho de la Ermita de San Saturio.




Safe Creative #1012308162747

2 comentarios:

Efraim Suárez dijo...

Bonitas fotos... yo pensé en subir unas cuantas de aquí, pero claro, sin nieve, con el calor que hace, el mar... desentonan mucho con el espíritu navideño (e invernal) que hay por todas partes. XDDD

Por cierto, qué tenía de raro el cielo?? y más importante... Dónde dejabas aparcado el trineo??

Un besito!!

Blanka dijo...

Efra...... ¡Que te pierdes!
¿Qué tenía de raro el cielo? Algún día te hablaré de los cielos de nieve....
¿Y mi trineo? ¡Ojalá hubiera tenido uno!! jajajaja
Besito!!